Panamá se encuentra estratégicamente localizada en Centroamérica, a pocas horas de distancia de Norte y Sur América.
Debido a su excelente infraestructura para las telecomunicaciones y a sus múltiples conexiones de vuelo, es un país perfecto para hacer negocios.

La población de casi tres millones de habitantes que tiene Panamá es tan diversa como sus paisajes, reflejando el gran número de culturas que han atravesado el Istmo. El idioma oficial de los panameños es el español, pero la mayoría de los profesionales hablan inglés.

En el aspecto turístico, Panamá ofrece un sinnúmero de atractivos que van mucho más allá del Canal. Los entornos naturales de Panamá poseen una enorme diversidad biológica y científicamente son áreas importantes de estudio. Desde valles y montañas, hasta bosques y playas, Panamá ofrece destinos para todos los gustos.

La moneda de curso legal en Panamá es el Dólar de Estados Unidos de América, lo que también presenta muchas ventajas para los comerciantes. El sistema de gobierno es presidencialista, democrático y soberano, y el país goza de estabilidad política.

La economía del país se fundamenta en un sistema financiero compuesto de un Centro Bancario Internacional conformado por aproximadamente 100 bancos y regulado por una sofisticada legislación adecuada a las recomendaciones de la GAFI. Por otro lado, la Zona Libre de Colón también es de gran importancia para la economía, siendo esta la segunda zona libre más grande del mundo después de Hong Kong. El Canal de Panamá y sus tierras presentan grandes oportunidades para la inversión y los puertos panameños ofrecen excelentes facilidades para el comercio multimodal.